Es difícil argumentar el hecho de que hagas lo que hagas, debes hacerlo lo mejor posible. Sin embargo, parece que los protagonistas de este artículo tomaron este consejo demasiado literal. El deseo de un “resultado perfecto” hizo a alguien quemar un vestido de novia, otro llenó un coche de “vibraciones positivas” e inclusive una caída en una piscina para tener una foto bien fría. AsombrosaMente te preparó algunas situaciones en las que las personas fueron un poco más allá de lo normal.

 

 “Mis compañeros de clase terminaron su relación, pero hicieron un serie de fotografías de despedida.”

Así decidió esta mujer celebrar su divorcio, o debemos decir “su libertad”???

Ejemplo perfecto de un verdadero fan: este chico coleccionó los 1,262 juegos de Wii.

Este señor coleccionó todos los chips de $1 de todos los casinos en Las Vegas.

Quién coleccionaría fosforeras vacías…?

Cuando tratas de vender un abrigo online pero no  quieres que se vea tu cara.

Los dueños de un restaurante en Vietnam estaban tan orgullosos de una visita de Obama, que decidieron ponerle a la mesa una caja de cristal.

Este chico usó un picador de comida antes de hervir las papas, “para que las papas se hagan puré más rápido.”

Esta farmacia llegó al extremo, poniendo anuncios publicitarios en sus recibos.

¿Podría ser más largo este prospecto?

El diseñador de esta bañera trató de hacerla más confortable. Al final, resultó ser demasiado confortable.

“Recogí toda cinta adhesiva y la enrollé en una pelota. Así quedó.”

Los trabajadores de este hospital pusieron un arco para observar el colon desde adentro y así promover la lucha contra el cáncer.

Este restaurante sirve pan de una forma muy curiosa… en una bolsa llena de pelos.

“Le pedí a mi hermana que me secara los pantalones mientras me vestía… esto fue lo que hizo.”

Este chico no sabía cuáles de estos relojes le pegaba con su ropa interior, así que se los probó todos.

Creo que llevaba puesto el vestido más florido de toda la escuela.

¿Alguna vez te has pasado de lo normal en algo que has hecho? ¡Comparte tus historias en los comentarios!

Recuerda que puedes publicar en AsombrosaMente. Escríbenos a asombrosamente@gmail.com