Hay muchas cosas en el mundo de las que les tenemos miedos. Y a veces, ni siquiera sabemos por qué las cosas nos ponen ansiosos y temerosos, simplemente lo hacen. De hecho, los científicos han estado investigando los miedos desde los primeros días de la civilización. Han descubierto que AsombrosaMente tenemos un sentido instintivo para temer ciertas cosas. Los miedos no se enseñan, ni necesariamente se aprenden, son solo una parte de nosotros. Nacimos para tener miedo del mundo que nos rodea, y eso está bien, muchas veces nos mantiene vivos.

 

Por qué tenemos miedo a las alturas

Aparte del sentido común, es una reacción fisiológica. Cuando estás en lo alto, tu oído interno siente una atracción diferente de la gravedad y les dice a tus sentidos que la distancia entre tú y el suelo ha cambiado. Si la distancia es superior a 30 pies (3 pisos), el cuerpo entra en modo de pánico a medida que sus ojos confirman lo mismo que su oído interno.
Lo que es notable es que no nacemos con este miedo pues los bebés no les temen a las alturas. Es solo después que aprenden a gatear y luego a caminar, que aprenden que caer desde una altura duele. Es la sensación creciente de espacio y movimiento lo que hace que se desarrolle este miedo.
miedo a las alturas

 

 

Por qué tememos a las serpientes

Los seres humanos antiguos eran mamíferos que vivían en los árboles y eran presas fáciles de las serpientes. Debido a su habilidad para trepar a los árboles y atacar con la velocidad del rayo, hemos tenido que desarrollar un sexto sentido sobre ellos. En un estudio realizado, se descubrió que los niños pueden ver una serpiente más rápido de lo que pueden encontrar flores: es una peculiaridad genética que heredamos de nuestros antepasados.
De hecho, el “módulo de miedo neuronal” en nuestros cerebros, es literalmente un disco duro genético lleno de cosas que nos han matado en el pasado. Instintivamente sabemos a qué temerle.
miedo serpientes

 

 

Por qué tememos a las arañas

Esta es otra entidad cimentada en nuestro ADN desde nuestros antepasados. En los primeros tiempos, las arañas representaban una amenaza mucho mayor para la humanidad. Incluso una mordedura no venenosa podría ser letal debido a infecciones. La capacidad de reconocer y temer a las arañas significaba asegurar la supervivencia, por lo que se desarrolló este temor saludable.
Curiosamente, este miedo afecta a más mujeres que a hombres. Según los antropólogos, esto es genético, ya que, en nuestros tiempos de cazadores-recolectores, si una araña mordía a una mujer, su descendencia moriría. Si un hombre se contagiara, probablemente de todos modos vendría otro. ¿Salvaje no?
miedoarañas

 

Por qué la gente tiene miedo a los ojos

Si eres el tipo de persona que le gusta evitar el contacto visual en situaciones sociales o en transporte público, no estás loco. Es un antiguo instinto desde el nacimiento, que nos hace desear apartar la mirada de los ojos que no reconocemos.
Dicen que los ojos son la ventana del alma, puedes saber si alguien está triste, asustado o emocionado mirando sus ojos. Podemos captar esos ojos emotivos y reaccionamos en consecuencia, especialmente si los ojos transmiten peligro. Del mismo modo, nos activan cuando alguien nos mira. Se llama “scopofobia” y es un miedo a ser observado y evaluado. Finalmente, nuestro instinto animal también nos provoca mirar fijamente para establecer el dominio.
miedomiradas

 

 

Por qué tememos hablar en público

Incluso las personas que lo hacen para ganarse la vida y afirman que no le tienen miedo, a veces tienen los síntomas de este miedo. Experimentan mariposas, sudan y tienen problemas para dormir, pero avanzan. No puedes evitarlo, ya que está en nuestro ADN.
Este miedo proviene de nuestra amígdala, la parte del cerebro que regula la emoción, y capta las caras de la audiencia e intenta ver si hay alguna amenaza o desinterés. Estamos preocupados por ser atacados, juzgados y despreciados, especialmente por caras desconocidas.
miedo hablar publico

 

 

Por qué tememos a los movimientos repentinos, los sonidos y las sorpresas.

Cuando estamos en un estado normal, no perturbado, nuestro cuerpo descansa; cuando algo perturba ese descanso, nuestro reflejo de “luchar o huir” se dispara y luchamos por sobrevivir. Es solo seguridad.
A veces, la adrenalina, el aumento del flujo sanguíneo y otras reacciones fisiológicas pueden sobrecargar el cuerpo y pueden fallar.
miedo movimiento repentino

 

 

Por qué tememos los espacios pequeños

Por lo general, la claustrofobia es una fobia que se adquiere, por algo que nos sucedió y nos hizo temer a los espacios pequeños. Sin embargo, los investigadores han descubierto que este temor podría provenir de nuestros antepasados. Cuando nos enfrentamos al peligro, podemos elegir “luchar” o “huir”. Cuando estamos en un espacio pequeño, las hormonas que desencadenan la respuesta inundan tu cuerpo y estás estancado. No puedes luchar o huir, y te da un ataque de pánico.
Otros investigadores también sugieren que esta fobia es un mecanismo de supervivencia simple, para garantizar que no nos atasquemos ni lesionemos, y que podamos sobrevivir y procrear.
claustrofobia

 

 

Por qué algunas personas temen a la sangre

En realidad, mucha gente le teme a la sangre. Con solo verlo, algunas personas se vuelven mareadas y aturdidas y todo tiene que ver con nuestro reflejo evolutivo del miedo.
Cuando vemos sangre, nuestro nervio vago, que corre desde la cabeza hasta el corazón, se activa. Envía una señal que le dice al corazón que reduzca la velocidad, por lo que nos sentimos mareados y enfermos. Ver sangre no es natural y, al principio, creemos que podría ser nuestra. Cuando nos damos cuenta de que no lo es, nuestro instinto evolutivo comienza y creemos que hay un depredador que nos pueda atacar.
Sin embargo, aquellos que ven sangre en forma regular se acostumbran y son capaces de manejar esa respuesta.
hemofobia miedo sangre

Por qué tememos a los ratones y las ratas

Son uno de los animales más pequeños del planeta (ratones, al menos), pero nos dan escalofríos severos. Estamos programados para odiarlos porque a través de la civilización, han sido portadores de contaminaciones y enfermedades en nuestros centros urbanos y comunidades. Durante la Edad Media, fueron ratones y ratas los que transmitieron muchas enfermedades en toda Europa y mataron a millones.
También les tememos por la respuesta sobresaltada. Se nos acercan furtivamente, se lanzan a la periferia de nuestra visión y nos asustan.
miedo rata

 

 

Por qué tenemos miedo a los agujeros

Además de no saber qué hay dentro de un agujero, también hay algo llamado “trypofobia”. Este es el miedo a los grupos irregulares de agujeros, y causa que las personas tengan ataques de ansiedad.
Este es un fenómeno relativamente nuevo, y con muchas imágenes en internet, los científicos creen que nuestros ojos ven estos agujeros estrechamente agrupados, antinaturales y extraños, y desencadena nuestra respuesta al miedo. Se ha sugerido que los agujeros evocan la comercialización de un animal venenoso, así como los patrones que hacen los agujeros (escamas de serpientes, colmenas de abejas, nidos de avispas), lo que nos hacen temer.
tripofobiamiedoagujeros

 

 

Por qué le tememos a la oscuridad

Muchos niños (y algunos adultos también) temen a la oscuridad. Incluso antes de que aprendan sobre las cosas que pueden suceder en la noche. Este miedo en realidad proviene de nuestros primeros días, cuando fuimos cazados en la noche, por bestias reales.
Se sabe que los depredadores como leones, tigres y lobos cazan de noche y usan la cobertura de la oscuridad para acechar a sus presas. Hoy en día, todavía tememos lo que hay afuera cazándonos, tanto animales como humanos.
miedo scuridad

 

 

Por qué la gente tiene miedo a volar

El miedo a volar es una fobia como ninguna otra. Combina miedos múltiples todo en uno: alturas, claustrofobia, contacto visual, etc. Por lo tanto, el miedo a volar no tiene mucho que ver con un accidente, sino tiene que ver más con una sobrecarga sensorial.
Sin embargo, algunas personas realmente tienen un mal vuelo y hacen que su miedo sea más severo, pero la mayoría de la gente simplemente tiene ese miedo innato de estar tan arriba, sin escapatoria.
miedo-a-volar

 

 

Por qué la gente teme fuertemente a la muerte

Este es el eje de casi todos los otros miedos y fobias que existen; el miedo a morir. Todos instintivamente buscamos preservarnos a nosotros mismos y nuestro potencial para la procreación. Estamos conectados para sobrevivir, y tememos cualquier cosa que nos amenace.
Cuando se trata de eso, hay dos tipos diferentes de “miedos de muerte”. El primero es “ansiedad de muerte depredadora” y es solo el miedo a que algo nos mate: persona, situación, animal, etc. El segundo es ” ansiedad existencial de la muerte “y es el conocimiento de que, en algún momento, la vida termina. Es solo el hecho de que morirá en algún momento, al igual que sus seres queridos, que te hace temer.
miedo muerte

Comenta tus miedos, comparte y etiqueta a alguien que conozca y padezca algunos de estas fobias.