Justo cuando te estás comiendo el más delicioso de los helados, sientes que se congela el cerebro después de un buen bocado… ¿Por qué? Cuando esto nos sucede nos duele tanto que sentimos que nos palpita el cerebro. Pero por qué algo tan delicioso como un buen batido tiene que terminar con un dolor tan intenso? Pues este efecto que se puede producir a causa de un gusto tan delicioso como comerse un helado tiene un nombre científico: neuralgia del ganglio esfenopalatino. Descubre que pasa solo aquí, en AsombrosaMente !!!

Puede que para usted la neuralgia del ganglio esfenopalatino no tenga mucha importancia pero los científicos y doctores que lo investigan cada día dedican cada minuto tratando de entender cuales son las causas del Brain Freeze. Cuando introducimos algo muy frio en la boca y tiene contacto con nuestro paladar, toca un pequeño manojo de nervios que se encuentra situado en la parte posterior de nuestra boca llamado ganglio esfenopalatino o SPG y es el responsable directo de las heladas cerebrales. esto sucede porque es extremadamente sensible a los cambios de temperatura y al ser estimulado por un helado causa el terrible dolor de cabeza.
esta terrible y dolorosa reacción es en realidad un reflejo o reacción biológica de nuestro organismo para tratar de mantener el cerebro a la temperatura correcta. Al beber o comer algo demasiado frío, enfría el área posterior de la garganta, donde se encuentran la arteria carótida interna y la arteria cerebral interior: dos de los vasos sanguíneos más importantes de nuestro organismo. El brusco cambio de temperatura hace que estas arterias se dilaten y se contraigan muy rápido. Esto activa el SPG y envía una señal al cerebro a través del nervio trigémino indicando que estamos experimentando un fuerte dolor. El dolor de este efecto de congelación no es en el cerebro, ya que este no posee sensores de dolor. En realidad en la cubierta del cerebro existen unos receptores llamados meninges que si poseen fibras para detectar el dolor. Por esta razón casi siempre la congelación cerebral ocurre en algún lugar lejano a la boca, ya que la señal nerviosa viaja a las meninges en la parte superior de la cabeza causando un terrible dolor.
Este dolor tan repentino e inusual es solo tu cabeza preguntándose ¿qué está pasando? Desde el punto de vista médico y biológico, esta respuesta tan única al dolor es equivalente a la que se siente cuando una persona sufre de un ataque al corazón. Cuando alguien sufre un ataque cardíaco, no se siente que el corazón sufre: más bien sentimos que duele el hombro izquierdo, o el brazo. Todo este dolor referido es la respuesta de nuestro cerebro para comunicarnos que algo está mal enviando las señales a lugares cercanos de donde se encuentra el órgano dañado.

Video relacionado: ¿Por qué tenemos los llamados “congelamiento de cerebro” o Brain freeze?

El hecho de que se nos congele el cerebro es bueno, ya que cuando nos da el dolor de cabeza dejamos de comer helado y el cerebro vuelve a su temperatura normal. El cerebro casi siempre mantiene una temperatura que varia entre los 98.6 a 100.4 grados Fahrenheit o 37 a 38 grados Celsius, pero bajo supervisión medica puede enfriarse más sin daños biológicos graves. Muchas veces los médicos cirujanos enfrían el cerebro a 68 grados Fahrenheit (20 grados Celsius) para corregir problemas de circulación. Todo esto estando sedados y sin efectos secundarios que afecten a la persona que está siendo tratada. El SPG existe para ayudarnos a saber que algo anda mal, pero si sabemos lidiar con el dolor y esperamos un rato que se estabilice la temperatura de nuestro cerebro, podremos seguir bebiendo o comiendo lo que sea que haya provocado el congelamiento cerebral.

 

¿Cómo detener la congelación cerebral?

El método más eficaz para detener el congelamiento cerebral es colocar nuestra lengua o nuestro dedo pulgar en el paladar de nuestra boca, de esta forma el calor ayudara a calentar el SPG rápidamente. También podremos taparnos la boca y la nariz con nuestras manos y respirar en ellas para hacer circular aire cálido por nuestro paladar y así se caliente un poco más. También puedes tratar de prevenir el Brain Freeze comiendo alimentos que no estén tan fríos, o trata de mantenerlo en la parte frontal de tu boca antes de pasarlo al paladar blando. Con esto lograrás que la temperatura se estabilice adecuadamente.