Quedarnos dormidos es una de las formas más naturales de relajar nuestro cuerpo. Pero… ¿por qué sentimos que caemos en un vacío profundo y brincamos en la cama justo cuando nos estamos quedando dormidos ?

por que sentimos que caemos

Exceptuando un tirón muscular o una pesadilla, sentir que caímos justo cuando nos estamos quedando dormidos es lo peor que nos puede suceder con el sueño. ¿Por qué nos sucede esto? Varias teorías científicas tratan de explicar este extraño comportamiento de nuestro organismo, que afecta a alrededor del 70% de la población mundial. AsombrosaMente tiene la respuesta.

Una de las respuestas a este comportamiento indica que a medida que nos vamos quedando dormidos, los músculos se van relajando y el cerebro somnoliento se pierde en el entorno en que se encuentra y envía una señal a algún nervio al azar y esto provocaría que alguna de nuestras extremidades se contraiga, acción que puede dar explicación a algunos de los tirones musculares más bruscos.

Otra teorías nos remonta a nuestros ancestros, en nuestros días de primates trepadores. La sensación de quedarnos dormidos puede indicar el peligro de estar trepado y poder caer de encima de un árbol, por eso nuestro cuerpo se sacude en la cama. 

por que sentimos que caemos

Otra hipótesis indica que a medida que nos vamos quedando dormidos nuestros músculos se van relajando, pero no todos al mismo tiempo. Es entonces que el espasmo ocurre al entrar en conflicto nuestro cuerpo, que intenta mantenerse despierto y nuestro cerebro que trata de conciliar el sueño. La mayoría del tiempo, nuestro ser somnoliente (la parte que desea descansar) es capaz de vencer a nuestro ser vigilante (la parte que está a la expectativa de lo que pueda ocurrir), pero otras veces el ser vigilante es capaz de cobrar vida y crear un campo de batalla en nuestro organismo que crea una respuesta muy exagerada y provoca espasmos musculares  y por ende, una sacudida en la cama. 

Generalmente este tipo de comportamiento es inofensivo. Casi nunca somos conscientes de ello, pero cuando es acompañado por fuertes sensaciones de caída, alucinaciones, articulación de palabras y ocurre con frecuencia, puede entorpecer la cantidad de nuestro sueño y por ende, su calidad. Por esto, ¿qué debemos hacer si padecemos este tipo de comportamiento?

Sabemos que este comportamiento es natural y común, pero hay algunos comportamientos que podemos tener en cuenta para tratar de disminuirlos. Uno delos productos que puede provocarlo es el exceso de cafeína, el tabaco y otros medicamentos estimulantes como el Adderall y Ritalin. La frustración, el estrés, la ansiedad y la fatiga mental también son factores que aumentan las posibilidades de padecer las sacudidas hipnóticas. Las formas de evitar este comportamiento son las mismas que debemos tener en cuenta para dormir más.Debemos tratar de reducir los estimulantes, el estrés y una buena práctica dela higiene del sueño. En la riña entre el sueño y la vigilia, debemos darle las armas al sueño para que pueda luchar por nuestra salud mental.