Los elefantes presentan el cerebro más grande de los animales terrestres. AsombrosaMente te invita a conocer la historia de Kiko, un elefante de circo que estuvo toda su vida encadenado.

Son una especie inteligente y siempre se le asocia con la buena memoria, son famosos por recordar constantemente los hechos ocurridos en el pasado.

1. A un pueblecito llega el circo.

2. Todos, grandes y chicos, van a ver como arman el circo.

3. Un hombre, que acompañaba a su pequeño hijo ve a un enorme elefante encadenado a una estaca.

4. Toma al pequeño en sus brazos y se dirige corriendo a la oficina del encargado.

5. Entra a su oficina y como un loco desesperado, le grita.

– Tiene que desalojar a todas las personas de los alrededores, un inconsciente ha amarrado un enorme elefante a una pequeña estaca, la cual derribará con solo intentarlo.

6. ¡Ya!, Has visto a Kiko, dice el encargado mientras sonríe.

– Por favor, siéntese y deje que le explique.

– Hace muchos, muchos años ese elefante era un bebé como el suyo, y esa estaca, que ahora luce diminuta, era gigante para él.

– Entonces tiró, haló, empujó hasta que … exhausto, se quedó dormido, al despertar y ver que aún estaba atado, volvió a intentarlo y así pasaron los días hasta que el elefantico se convenció de que no podía derribar la estaca

– Desde entonces nunca más lo ha vuelto a intentar.

Te pregunto a ti, que me estás leyendo

¿A cuántas estacas está encadenada tu vida?

¿Cuántos proyectos comenzaste y no funcionaron?

¿Cuántas veces te has convencido de “NO PUEDO”, “NO SÉ” y nunca más has vuelto a probar tus fuerzas?

Anímate y vuelve a intentarlo, estoy seguro que podrás romper muchas de tus ataduras

Sí, sigue creciendo e intentando… de eso se trata la vida.

Basado en el cuento “El elefante encadenado” del autor Jorge Bucay